Letra C - Cromhidrosis

Cromhidrosis

f. Coloración anormal del sudor: amarillenta en la ictericia, verdosa en la intoxicación cúprica y oscura en la alcaptorunia.

Cromoglicato

m. Fármaco que previene la liberación de histamina de los mastocitos y que se utiliza en la profilaxis del asma bronquial.

Cromopertubación

f. Técnica que se emplea para estudiar la permeabilidad de las trompas uterinas. Consiste en inyectar un colorante a través del cuello del útero, que pasando por la cavidad uterina, rellena las trompas, y cuyo contorno puede verse mediante exploración radiológica o visualizando directamente, con laparoscopia, el paso del contraste a la cavidad peritoneal.

Cromosoma

m. Cada una de las pequeñas formaciones estructurales en forma de bastoncillo en que se divide la cromatina del núcleo celular en la mitosis. Son los portadores del material genético, es decir, de la información codificada del ácido desoxirribonucleico. Según la posición del centrómero se clasifican en: metacéntricos, acrocéntricos y telocéntricos. Presentan un número constante para cada especie. En el hombre son 46, de los que 44 se denominan autosomas y dos son los llamados cromosomas sexuales, diferentes en el hombre (XY) y en la mujer (XX). Los cromosomas se dividen de forma idéntica en cada división celular (mitosis).

Cronotanatodiagnóstico

m. Parte de la tanatología que tiene por objeto la determinación de la fecha o data de la muerte.

Croup

f. Infección aguda de evolución rápida de la vía respiratoria desde la laringe hasta las subdivisiones pequeñas del árbol bronquial. Su etiología es probablemente viral. Es una enfermedad endémica que puede presentar brotes epidémicos localizados en invierno, sobre todo en niños menores de seis años. Provoca estridor y obstrucción del aparato respiratorio por inflamación y edema.

Cruropelvímetro

m. Instrumento que permite fijar las relaciones de la pelvis y los miembros inferiores.

Cuadrantanopsia

f. Pérdida absoluta o importante de la visión en un cuadrante del campo visual.

Cuádriceps

adj. Que tiene cuatro cabezas. || m. Cualquier músculo que tiene cuatro cabezas. Así, se da el nombre de músculo cuádriceps de la cabeza al esternocleidomastoideo; músculo cuádriceps crural, al conjunto formado por el recto anterior, vasto interno, vasto externo y crural, y músculo cuádriceps sural, al conjunto formado por los gemelos, el sural y el delgado plantar. Generalmente se aplica al músculo crural.

Cuadriplejía

f. Pérdida de fuerza muscular en las cuatro extremidades.

Cuarentena

f. Confinamiento transitorio al que se somete a un individuo (generalmente un animal) antes de permitir su acceso a una determinada zona (p. ej., un país), con el fin de determinar si sufre una enfermedad infecciosa. La necesidad de esta práctica es mayor cuando el individuo en estudio procede de una zona con alta prevalencia de una determinada enfermedad. El periodo de aislamiento del individuo debe ser igual o superior al tiempo de incubación más largo de esa enfermedad (del italiano quarantina, cuarenta días). || Aislamiento al que se somete a un individuo que padece una enfermedad infecciosa para evitar que la transmita a otros individuos.

Cuartana

f. Variedad de fiebre palúdica en la que los accesos febriles se repiten cada 72 horas.

Cubital

adj. Referido al cúbito o al antebrazo.

Cúbito

m. Hueso situado medialmente el radio, con el que forma el esqueleto del antebrazo. Se articula, por arriba, con el húmero y la cabeza del radio y, por abajo, con la cavidad sigmoida del radio y con el cóndilo carpiano, a través del disco articular. A la altura del codo permite movimientos de flexión y extensión y, a la altura del cóndilo carpiano, movimientos de flexión y extensión de la mano y también de aproximación y separación.

Cuello

m. Parte del cuerpo situada entre la cabeza y el tórax. || Nombre utilizado para designar un buen número de formaciones anatómicas que presentan un estrechamiento.

Cuero

m. Sinónimo de piel.

Culicosis

f. Condición causada por picaduras de mosquitos.

Cultivo

m. Medio sólido o líquido en el que se ha propagado una población de un determinado tipo de microorganismo (o célula de un macroorganismo), como resultado de la previa inoculación de ese medio, seguida de una incubación. Dependiendo del número de organismos en el inóculo inicial y del método de inoculación, una población de células puede crecer en la superficie de un medio sólido como una masa continua (un «césped» o cultivo confluente) o como colonias individuales (p. ej., a partir de un inóculo más diluido). Existen dos clases: cultivo mixto, el que contiene dos o más especies o cepas del organismo; y cultivo puro (o axénico), en el que todos los organismos son de la misma especie (o cepa). Los cultivos puros son muy poco frecuentes en condiciones naturales.