Letra H - Hemiparesia

Hemiparesia

f. Disminución de la capacidad motora de un lado del cuerpo. || Debilidad muscular o parálisis parcial que afecta solo un lado del cuerpo.

Hemiparético

adj. Relativo o perteneciente a la hemiparesia. || Afecto de hemiparesia.

Hemiplejía

f. Parálisis completa de la musculatura de un hemicuerpo.

Hemisferectomía

f. Extirpación de un hemisferio cerebral. Se utiliza en el tratamiento de la epilepsia refractaria, en pacientes sin área epileptogénica clara y con hemiparesia instaurada.

Hemisferio

m. Una de las mitades del telencéfalo y del cerebelo (hesmiferio cerebral y cerebeloso, respectivamente). Los hemisferios cerebrales están separados por la cisura interhemisférica y unidos por el cuerpo calloso y la comisura anterior.

Hemitiroidectomía

f. Extirpación de la mitad de la glándula tiroides. Corresponde a la extirpación de los lóbulos superior e inferior de un lado del tiroides (derecho o izquierdo).

Hemobilia

f. Hemorragia que drena por las vías biliares. Desde el punto de vista clínico se manifiesta con la tríada de ictericia fluctuante (por obstrucción biliar por coágulos), hemorragia digestiva alta por salida de sangre al duodeno a través de la ampolla de Vater (melenas, hematemesis, anemia) y dolor en el hipocondrio derecho. La causa más frecuente son los traumatismos hepáticos, roturas de aneurismas de la arteria hepática en la vía biliar y los procedimientos intervencionistas en la vía biliar y en el hígado. Ver cólico biliar, hemorragia digestiva alta, ictericia obstructiva.

Hemocitoblasto

m. Célula progenitora de las células sanguíneas.

Hemocromatosis

f. Enfermedad producida por una acumulación de hierro en el organismo. Las causas de sobrecarga férrica pueden obedecer a un aumento de la absorción intestinal, a defectos de su utilización o a la administración inapropiada de hierro. El paciente presenta hepatomegalia, hiperpigmentación cutánea, insuficiencia cardiaca y, eventualmente, signos de diabetes mellitus. Esta enfermedad constituye una complicación de ciertas anemias hemolíticas, que se tratan con transfusiones múltiples.

Hemodiafiltración

f. Técnica que combina el transporte por difusión (hemodiálisis) y por convección (hemofiltración), y en la que el volumen de reinfusión empleado (8-10 litros) es menor que en la hemofiltración aislada. Es eficaz en la extracción de pequeñas y medianas moléculas de la sangre y permite acortar el tiempo de tratamiento de la hemofiltración. Puede efectuarse de forma intermitente (3-5 horas) o continua (más de 24 horas). Es más compleja y costosa que la hemodiálisis intermitente.

Hemodiálisis

f. Técnica de depuración sanguínea extracorpórea, que se utiliza en la insuficiencia renal aguda o crónica terminal y que suple las siguientes funciones: excreción de solutos, eliminación del líquido retenido y regulación del equilibrio ácido-base y electrolítico. Este procedimiento no suple las funciones endocrinas ni metabólicas del riñón. Consiste en el contacto, a través de una membrana semipermeable, instalada en el dializador o filtro de hemodiálisis de la sangre del paciente, con un líquido de diálisis (dializado) de características predeterminadas. La membrana permite que circulen a través de ella el agua y los solutos de pequeño y mediano peso molecular, y no otros, como las proteínas y las células sanguíneas. Los mecanismos físicos en que se basa esta técnica son los de difusión o transporte por conducción y la ultrafiltración o transporte por convección. Puede efectuarse en el hospital, en un club de diálisis o en el propio domicilio del paciente. Ver hemodiálisis domiciliaria.

Hemodializador

m. Máquina que se utiliza para purificar la sangre en la insuficiencia renal severa. Las máquinas más avanzadas constan de una bomba de sangre, un sistema de distribución de la solución de diálisis y abundantes monitores de seguridad, tanto del circuito sanguíneo (depresión, detector venoso de aire, etc.), como del circuito de la solución de diálisis (conductividad, temperatura, válvula de desviación, detector de fugas, presión de salida, etc.). Además, tienen múltiples opciones, como bomba de heparina, utilización de bicarbonato, modificación del sodio de diálisis, ultrafiltración controlada y programable, sensor de urea del dializador, etc.

Hemodinámica

f. Estudio de los aspectos físicos relacionados con el movimiento de la circulación sanguínea a través del sistema cardiovascular.

Hemofilia

f. Coagulopatía congénita que se caracteriza por una tendencia hemorrágica patológica. Existen tres tipos: 1) hemofilia A, secundaria a déficit de factor VIII procoagulante (80% de las hemofilias), herencia recesiva ligada al sexo; 2) hemofilia B, secundaria a déficit de factor IX, herencia recesiva ligada al sexo (también se llama enfermedad de Christmas), y 3) hemofilia C, secundaria a déficit de factor XI, herencia autosómica recesiva (también se llama enfermedad de Rosenthal). La clínica de las hemofilias la constituyen hemorragias internas y externas, que comienzan en la infancia temprana, la más típica de las cuales es la hemartrosis. Entre las pruebas de laboratorio se encuentra un aumento del tiempo de tromboplastina parcial activado y un déficit del factor correspondiente. El tratamiento incluye un tratamiento local de las hemorragias y un tratamiento sustitutivo con concentrados del factor deficitario, plasma fresco congelado y crioprecipitados.

Hemofiltración

f. Técnica de depuración sanguínea extracorpórea, habitualmente continua (más de 24 horas), basada en la ultrafiltración (transporte convectivo) a través de una membrana de alta permeabilidad y sin la utilización de solución de diálisis. El volumen de ultrafiltrado puede ser de hasta 150 ml/min, pero lo habitual es que sea de 10-15 litros al día. La pérdida de agua y electrólitos (ultrafiltrado) que conlleva se reemplaza por una solución infundida, en la línea de entrada o de salida del hemofiltro. Esta técnica requiere un acceso vascular, un hemofiltro (poliacrilonitrilo, polisulfona o poliamida de distintas superficies y volúmenes de cebado), líquido de reposición (variable según los requerimientos del paciente) y un control de la eliminación de líquido y velocidad de reposición. La estabilidad cardiovascular y la tolerancia clínica del paciente es buena. Puede ser: hemofiltración continua arteriovenosa (v.), venovenosa (v.) o puede asociarse a la utilización de solución de diálisis y, entonces, se denomina hemodiafiltración. Se utiliza en cuidados intensivos con pacientes hemodinámicamente inestables, con insuficiencia renal aguda complicada, postcirugía, edema agudo de pulmón, etc.

Hemoftalmos

m. Colección de sangre en el interior del ojo.

Hemoglobina

f. Proteína presente en los glóbulos rojos, cuya misión fundamental es el transporte de oxígeno: lo capta a través de la sangre de los vasos capilares, en contacto con los alveolos del pulmón, y lo libera a través de los capilares tisulares. La sangre arterial se encuentra, casi por completo, saturada de oxígeno (97%), mientras que la venosa lo está entre un 20 y un 70%, de ahí el color rojo vivo de la primera y el azulado de la segunda.

Hemoglobinemia

f. Aumento de hemoglobina libre en el plasma, al que confiere un color rojizo cuando supera los 50 mg/dl.

Hemoglobinómetro

m. Aparato para determinar, por colorimetría, el contenido de la hemoglobina de la sangre.

Hemoglobinopatía

f. Conjunto de las alteraciones de la globina secundarias a mutaciones genéticas, cuya consecuencia puede ser una modificación estructural de la molécula de hemoglobina o una disminución en la síntesis de una cadena globínica, estructuralmente normal (talasemias). La alteración puede darse en forma homocigota o heterocigota. En las formas homocigotas solo se detecta la hemoglobina anormal, se manifiestan así los síntomas típicos de la hemoglobinopatías. En las formas heterocigotas aparecen en el hematíe tanto la hemoglobina A como su variante. Ver anemia falciforme, hemoglobina C, hemoglobina S-C, talasemia.