Letra H - Hiperalgia

Hiperalgia

f. Hiperestesia dolorosa. Sensibilidad anormalmente elevada al dolor. También se denomina hiperalgesia.

Hiperamonemia

f. Nivel elevado de amoniaco en sangre. Puede estar producido por una deficiencia de la enzima ornitina carbamoiltransferasa o bien de la enzima carbamoilfosfato sintetasa. Ambos casos son congénitos y se caracterizan porque los pacientes presentan vómitos, hepatomegalia, letargia. La hiperamonemia también se presenta en diversas hepatopatías.

Hiperandrogenemia

f. Nivel incrementado de los andrógenos en la sangre. Su origen puede ser suprarrenal o gonadal.

Hiperandrogenismo

m. Cuadro clínico derivado de un aumento de la acción androgénica en la mujer. Puede deberse a una hiperproducción de los andrógenos, alteraciones en su transporte plasmático (reducción de la proteína transportadora de las hormonas sexuales) o por un aumento de la sensibilidad celular. Desde el punto de vista clínico, da lugar a seborrea, acné, hirsutismo, alteraciones menstruales, infertilidad y, en casos más graves, a un cuadro de virilización con alopecia, voz grave, hipertrofia muscular y del clítoris. La hiperplasia adrenal congénita, el síndrome de ovario poliquístico y los tumores secretores de andrógenos son las causas reconocidas de hiperandrogenismo.

Hiperbetalipoproteinemia

f. Aumento plasmático de la fracción beta de las lipoproteínas.

Hipercalcemia

f. Aumento de la concentración de calcio en el suero sanguíneo por encima del límite normal (10,5 mg/dl; 5,5 mEq/l), secundaria a un aumento de la absorción intestinal o a un incremento de la reabsorción ósea.

Hipercalciuria

f. Aumento de la eliminación de calcio por la orina (>16,5 mEq/24 horas. Las claves del tratamiento están en una dieta pobre en calcio, diuréticos tiacídicos y quelantes del calcio.

Hipercaliemia

f. Elevación de la concentración circulante de potasio. Se puede manifestar con náuseas, debilidad muscular y arritmias cardiacas.

Hipercapnia

f. Aumento de la presión parcial del dióxido de carbono (CO2) en la sangre, producida, de forma más frecuente, por hipoventilación alveolar o por desequilibrios en la relación ventilación-perfusión pulmonar.

Hipercetonemia

f. Concentración de cuerpos cetónicos en la sangre, superior al normal.

Hipercetonuria

f. Exceso de cetonas en la orina.

Hipercinesia

f. Aumento patológico de los movimientos, que aparece en diversas enfermedades tanto psiquiátricas como neurológicas. Puede manifestarse de forma inespecífica o bien respondiendo a determinados patrones, como en el caso de las convulsiones, temblores, tics, etc.

Hiperclorhidria

f. Exceso de acidez en el jugo gástrico, por un aumento de la secreción del ácido clorhídrico, por parte de las células gástricas. Es frecuente en las úlceras de duodeno. Se manifiesta por dolor al final de la digestión, regurgitaciones y, a veces, vómitos.

Hipercoagulabilidad

f. Tendencia a coagular la sangre más rápidamente de lo normal. Puede presentarse con carácter hereditario o adquirido y su causa puede ser vascular, secundaria o una alteración de la hemostasia (déficit de inhibidores de la coagulación u otros) o bien puede ser desconocida.

Hipercolesterolemia

f. Aumento plasmático de las cifras de colesterol. Se considera como uno de los factores de riesgo más importantes para el desarrollo de la aterosclerosis, así como de sus principales manifestaciones, especialmente la cardiopatía isquémica. Puede ser debida a factores exógenos, como una dieta rica en grasas de origen animal y en colesterol, o a factores endógenos, en el caso de las hipercolesterolemias de base genética (hipercolesterolemia familiar) o las hipercolesterolemias secundarias a otras enfermedades (hipotiroidismo, diabetes mellitus, colestasis, etc.).

Hipercortisolemia

f. Elevación de los niveles de cortisol en la sangre. Puede deberse a estrés, síndrome depresivo, etilismo, obesidad o a síndrome de Cushing. Raramente se observa en el síndrome de resistencia a los glucocorticoides, en cuyo caso carece de una traducción clínica.

Hipercortisolismo

m. Cuadro clínico derivado de un aumento crónico de los niveles circulantes de cortisol en la sangre. Desde el punto de vista clínico produce cara de luna llena, obesidad de distribución troncular, atrofia muscular, osteoporosis, diabetes mellitus, litiasis renal, hipertensión arterial y fragilidad capilar. Forma parte de las manifestaciones clínicas propias del síndrome de Cushing.

Hiperdactilia

f. Presencia de un mayor número de dedos de lo normal en manos o pies (polidactilia).

Hiperemesis

f. Vómitos frecuentes provocados por diversas causas.

Hiperemia

f. Exceso de sangre, ya sea considerada globalmente o en algún órgano o parte del cuerpo. Se distingue entre hiperemia activa y pasiva. La primera está motivada por una dilatación de las arteriolas; la segunda, por una obstrucción del flujo sanguíneo de retorno.

Hiperergia

f. Hipersensibilidad a un alérgeno. || Reacción alérgica exagerada.