Letra Q - quinagolide

 

quinagolide

m. Agonista dopaminérgico de los receptores D2 de estructura no ergótica. Puede utilizarse en el tratamiento de la enfermedad de Parkinson y de la hiperprolactinemia.

quinaprilo

m. Inhibidor de la enzima convertidora, útil en el tratamiento de la hipertensión arterial y de la insuficiencia cardiaca.

quinasa

f. Enzima que cataliza la transferencia de un grupo fosfato desde un nucleósido trifosfato (ATP) hasta otra molécula.

quinidina

f. Alcaloide de la quina con propiedades antiarrítmicas de clase IA. Empleado en el tratamiento de arritmias supraventriculares y ventriculares. Entre sus principales efectos secundarios destaca la depresión de la contractilidad cardiaca y la proarritmia.

quinina

f. Alcaloide utilizado en el tratamiento del paludismo.

quinolona

f. Antibacteriano quimioterápico que actúa inhibiendo la actividad de la topoisomerasa, enzima que produce el superenrollamiento de la cadena del DNA bacteriano. En general se trata de fármacos bien tolerados, aunque se recomienda evitar su administración durante el embarazo y en niños, dado que pueden producir alteraciones osteoarticulares. Existen tres generaciones: la primera presenta una actividad frente a bacterias gram negativas; por sus características farmacocinéticas estos fármacos solo se utilizan en el tratamiento de las infecciones urinarias; los de la segunda generación pueden utilizarse en el tratamiento de cualquier tipo de infección, siempre que la bacteria sea sensible, presentan una actividad frente a bacterias gram-negativas y de forma más moderada frente a gram-positivas; los fármacos de la tercera generación presentan una gran actividad antibacteriana, que incluye bacterias resistentes a los fármacos de las restantes generaciones.

quinta enfermedad

Infección infantil levemente contagiosa, que se caracteriza por una erupción extendida por las extremidades y de un curso benigno. El nombre de quinta proviene de que un médico francés, de comienzos de siglo XX, distinguió, mediante números, las distintas enfermedades infantiles que presentaban erupciones.

quipazina

f. Agonista serotoninérgico de receptor que estimula la contracción de la musculatura lisa.

quiral

Ver molécula quiral.

quiralidad

f. Propiedad de las moléculas quirales por la que se hace girar el plano de luz polarizada al incidir esta sobre ellas. También se le denomina actividad óptica.

quiromegalia

f. Aumento anormal del tamaño de las manos sin acromegalia.

quiroplastia

f. Cirugía plástica de la mano.

quiropraxia

f. Manipulación de la columna para corregir las pequeñas desviaciones vertebrales que causan, según los quiroprácticos, dolor y alteraciones viscerales.

quiste

m. Formación patológica, en forma de bolsa cerrada, provista de una membrana que contiene una sustancia líquida o semilíquida (plasta, sinovial, mucina, etc.). Muchas formaciones parecidas no tienen membrana y son, en realidad, falsos quistes, aunque se les llama quistes erróneamente.

quiste aracnoideo

Formación quística derivada de la aracnoides que puede inducir trastornos funcionales hipofisarios del tipo del hipopituitarismo.

quiste de la cápsula de Tenon

Ver ampolla encapsulada.

quiste chocolate

Quiste que suele desarrollarse en el ovario, como consecuencia de una endometriosis de esa localización (endometrioma).

quiste dentígero

Lesión quística de aparición en los huesos maxilares, que es originado por tejidos procedentes de los estadios dentales embrionarios. Frecuentemente aparece en relación con piezas dentarias incluidas o no erupcionadas, sobre todo terceros molares.

quiste de epidídimo

Formación líquida de carácter benigno, de tamaño variable, asintomático y transparente a transiluminación. El tratamiento quirúrgico debe incluir la extirpación del epidídimo, para evitar recidivas. Una forma particular de quiste de epidídimo es el espermatocele. Suelen ser pequeños y contienen espermatozoides. Rara vez necesitan ser intervenidos. A veces pueden producir una obstrucción epididimaria.

quiste hidatídico

Lesión quística, llena de líquido y vesículas hidatídicas, que es producto de parasitosis hidatídica. Su localización más frecuente es el hígado, seguida por los pulmones, si bien puede afectar a cualquier parte del cuerpo. Ver hidatidosis.