Letra Q - quiasma óptico

 

quiasma óptico

Cruce de las fibras mediales de los nervios ópticos, de tal forma que, aproximadamente, la mitad de las fibras pasan del nervio óptico derecho a la cinta óptica izquierda, y viceversa. El quiasma óptico se encuentra en la fosa cerebral anterior, delante de la silla turca.

quimioterápico urinario

Antibacteriano que solo resulta útil en el tratamiento de la infección urinaria.

quiste de Acrel

Ganglión de los tendones de la cara posterior de la muñeca.

quiste de Baker

Quiste artrosinovial de la región poplítea.

quiste óseo aneurismático

Lesión tumoral ósea, benigna, situada en el extremo de huesos largos, vértebras y huesos planos (coxal), que contiene una masa esponjosa hemorrágica de expansión excéntrica, la cual destruye la cortical (diagnóstico diferencial con el osteosarcoma telangectásico).

quiste óseo solitario

Quiste óseo esencialmente benigno que es frecuente en el niño y el adolescente, localizado en la metáfisis superior del húmero y del fémur, expansivo, aunque sin romper la cortical, y con un contenido líquido claro.

quiste sinovial

Tumoración quística indolora que surge en contacto con articulaciones o vainas tendinosas; es más frecuente en la muñeca y en la mano. También se denomina gaglión.

quiste de la bolsa de Rathke

Formación quística derivada de los restos embrionarios de la bolsa de Rathke. Plantea el diagnóstico diferencial con tumores hipofisarios.

quiste coloide

Nódulo tiroideo, ecográficamente anecoico, que se encuentra ocupado en su interior por material coloide con un escaso contenido celular. Pueden resolverse espontáneamente o ser drenados mediante una punción externa.

quiste folicular

Formación quística producida por el desarrollo del folículo en el ovario, sin que se produzca ovulación. Se denomina también folículo persistente. Habitualmente desaparece espontáneamente en unas semanas.

quiste lúteo

Formación quística que se desarrolla en el ovario como consecuencia de la luteinización de las células de la granulosa. No se produce ovulación. Son habituales en la mola, así como en el corioepitelioma.

quiste mesonefroide

Quiste de paraovario que aparece como consecuencia de la proliferación de restos embrionarios del conducto de Gartner.

quiste de Naboth

Retención de moco en el cuello de útero, lo cual conforma quistes. Se debe a la obstrucción de los conductos de las glándulas cervicales.

quiste paraovario

Quiste derivado de los restos embrionarios que se localiza a lo largo del ligamento ancho del útero.

quiste tuboovárico

Formación de una cavidad quística común que engloba al ovario y a la trompa. Pueden ser tumorales o inflamatorios (anexitis crónica).

quiste dermoide

Quiste que se desarrolla a partir de las láminas epiteliales, que quedan atrapadas durante el desarrollo embrionario, en las zonas de fusión ósea. No se debe confundir con los teratomas. Se localiza debajo de la piel y se adhiere al periostio, pudiendo invadir el hueso subyacente. Está recubierto de un epitelio estratificado completo, que incluye folículos pilosos, glándulas sebáceas y sudoríparas. En su interior contiene lípidos, queratina y, en ocasiones, otras formaciones epiteliales complejas, como pelos, uñas e incluso dientes.

quiste epidérmico

Quiste dérmico cuya pared está formada por la epidermis, la cual produce queratina. Es el más frecuente de los quistes cutáneos. La pared que los recubre está formada por el epitelio estratificado idéntico a la epidermis. Aunque no suelen ser inflamatorios, en los casos en que se libere queratina fuera del quiste, esta ocasiona una reacción del cuerpo extraño con una inflamación. Algunos son de origen genético.

quiste sebáceo

Lesión quística cutánea que surge por el acúmulo de material graso, por el cierre u obstrucción del conducto sebáceo (del folículo pilosebáceo). Su aparición es muy frecuente y, a menudo, se presentan como múltiples lesiones de tipo familiar, que aparecen en la adolescencia. Se suelen localizar en tronco, axilas, brazos y superficie anterior del tórax. No suelen presentar poro central, pero sí abundancia de comedones. A la punción se aprecia la salida de un líquido oleoso y en ocasiones pelo velloso.

quiste renal multilocular

Lesión displásica renal, constituida por una masa quística multilocular de carácter benigno, que se discute si es una forma de displasia renal, una malformación hamartomatosa o una enfermedad neoplásica. Debe distinguirse del tumor quístico de Wilms. Puesto que esta diferenciación clínica no es posible, el tratamiento es quirúrgico (nefrectomía).